Wiki Actu es

October 1, 2011

Escasez de liquidez en españa

Filed under: Uncategorized — admin @ 5:00 am

[[w:

1 de octubre de 2011

La escasez de liquidez amenaza con convertirse en un problema para la banca. El sector financiero español afronta vencimientos de deuda por 180.000 millones en los próximos dos años y, delante la imposibilidad de emitir deuda en el mercado, la nueva batalla por comprender economía privado pone en evidencia las dificultades que atraviesa el sector. ¿Es crítica la situación que afrontan las entidades de crédito? ¿Cuánto tiempo pueden sujetar un clausura de los mercados de capitales?

El veredicto que dio el FMI en julio da una idea de la situación coetáneo. El sector aún puede afrontar sus compromisos pero el panorama se complica en un entorno crematístico hostil. “Los bancos españoles han conseguido refinanciar la anciano parte de los vencimientos, la cantidad que queda en el resto del año es limitada. Los bancos igualmente cuentan con activos sustanciales para descontar en el BCE. Sin incautación, la partida de emisiones de entidades más pequeñas, la caída sostenida del porcentaje de depósitos domésticos en manos de las cajas y las mayores deposición de financiación en 2012 indican que las presiones para financiarse pueden mantenerse elevadas”, explicaba el organismo internacional en su documentación sobre España. Las entidades españolas tienen ya prácticamente cubiertas sus deyección para este año a pesar de que aún tienen pendientes otros 17.000 millones hasta diciembre y, aunque la mayoría asegura tener capacidad suficiente para afrontar los compromisos del próximo gimnasia, la preocupación está en plataforma ante la volatilidad de los mercados y el deterioro económico. Los mayores vencimientos los afrontan las entidades de veterano tamaño (ver cuadro), pero las dudas se centran más en torno a las entidades menores por la fuga de depósitos y su pequeño músculo financiero. Pero lo cierto es que el entorno se complica para todos.

El recrudecimiento de la crisis de deuda soberana ha cerrado a cal y canto el mercado de capitales y desde mayo ninguna entidad española ha conseguido emitir deuda. En la primera parte del año los bancos y muchas cajas aprovecharon las ventanas de solvencia abiertas y en total emitieron 33.768 millones de euros, según datos de BNP Paribas. Una turno cerrada esta vía, y en previsión de las deposición que se avecinan, ya son varias las entidades que han empezado a comercializar pagarés, el producto de moda, ante la penalización del Gobierno a los depósitos con remuneraciones muy elevadas. La obsesión por captar capital y esta nueva aniquilamiento por captarlos es sintomático de los problemas que se avecinan si el cierre de los mercados persiste. Y es que los bancos tienen dos vías fundamentales para financiarse. Lo pueden hacer o correctamente a través de los ahorros de sus clientes o admisiblemente en el mercado de deuda emitiendo bonos. Las ocho principales entidades españolas obtienen de media el 64% de su financiación de los depósitos y el 28% del mercado mayorista, según cálculos de Bank of America, pero las diferencias oscilan entre unas entidades y otras y en las de menor tamaño la dependencia de los mercados mayoristas es veterano. En un entorno financiero enrevesado en el que los depósitos están estancados -datos del Tira de España muestran que se han mantenido estables en 1,4 billones de euros desde diciembre de 2009 a junio de este año- y el mercado de capitales cerrado, al sector le quedan pocas alternativas para sostener sus compromisos de solvencia.

“¿Qué hacemos? Tratar de vislumbrar pasivo y controlar lo que se presta para disminuir el gap comercial. Esto reduce la necesidades de solvencia. Además vender pisos para liberar provisiones. Tenemos aún el interbancario y el BCE”, explican desde una entidad. Las entidades llevan años reduciendo sus balances, con el retraimiento del crédito, para someter las evacuación de hacienda y eso es algo que la mayoría tiene entre sus objetivos para los próximos ejercicios. En definitiva, se negociación de disminuir la brecha entre los préstamos otorgados a abundante plazo y los depósitos, de guisa que sea pequeño la indigencia de financiación al compendiar la diferencia entre activo y pasivo. Bank of America calcula que las principales entidades españolas deberán achicar sus balances en un 3% anual hasta 2013 para acomodarse a los vencimientos que afrontan.

Esta vía es una alternativa que lleva tiempo y entre tanto las entidades financieras tienen a su disposición la liquidez ilimitada que ofrece el BCE. Una opción que puede convertirse en el flotador del sector si el resto de vías de financiación se complica. En julio de 2010, cuando las tensiones en el mercado interbancario se volvieron a disparar y las dudas sobre la solvencia de España dificultaban las emisiones de deuda, las entidades españolas pidieron 130.209 millones de euros al BCE, un récord. Desde entonces se ha conseguido acortar esa dependencia gracias al uso de las cámaras de contrapartida. No obstante, y aunque en marzo de este año los préstamos del BCE cayeron a 40.991 millones, el pasado agosto volvieron a repuntar hasta 69.918. Un paso detrás motivado por los mayores costes de usar otras vías pero al final incluso una vía clave para avalar la viabilidad del sector.

El sistema financiero español cuenta con unos 200.000 millones de euros en activos que pueden utilizar como colateral para solicitar crédito al BCE, lo que hace que muchas entidades se sientan cómodas con sus obligaciones futuras al tener este colchón a su alcance. Consultados por este folleto, BBVA, Popular, CaixaBank, Bankia e incluso algunas entidades de las que se preparan para aceptar fondos del FROB, como Novacaixagalicia o Catalunya Caixa, aseguran que cuentan con suficientes activos líquidos, en definitiva colateral para descontar en el BCE, que les permite contar con una situación cómoda. Incluso la intervenida CAM asegura tener activos líquidos por valía de 14.165 millones a precios de mercado. El problema es que agotar este colchón de emergencia aumentaría la vulnerabilidad del sector, que aspira a desquitarse la normalidad en sus vías de financiación.

La mayoría de entidades recuerda que cuentan con capacidad de audición adicional en cédulas o cédulas territoriales, productos para los que necesitan activos de calidad como hipotecas para respaldarlos pero que para emitirlos requieren la tolerancia del mercado. Las tensiones y la escalada de la prima de aventura tienen encima otros posesiones negativos. Activos líquidos como la deuda soberana pierden valor cuando cae su precio, lo que reduce su capacidad de obtener fondos por ellos si el BCE aplica recortes. El tiempo de descuento está en marcha y al final la esencia será la descongestión de los mercados de capitales.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

|]]

This text comes from Wikinews. Permission is granted to copy, distribute and/or modify this document under the terms of the Creative Commons Attribution 2.5 licence. For a complete list of contributors for this article, visit the corresponding history entry on Wikinews.

No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Powered by WordPress